Hacienda y los regalos de boda ¿qué debo pagar? La época de primavera y verano es cuando muchas parejas aprovechan para celebrar sus bodas. En los últimos meses, hemos leído en prensa  y oído en muchas televisiones y radios la posibilidad de que Hacienda considere los regalos de boda como donaciones. Pero, ¿esto es así?.

Hoy en día, no hay una cantidad mínima que quede exenta de tributación y desde un punto de vista estrictamente legal, los regalos de boda pueden ser considerados como una adquisición a título gratuito, lo que quiere decir que habría que tributar por ellos en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, al considerarlos una donación.

Así, esta donación afectaría tanto a los regalos como a los sobres de dinero o ingresos en la cuenta corriente que normalmente reciben los novios.

Con la ley en la mano, todas las parejas deberían tributar por sus regalos de boda, pero Hacienda ha aclarado que esta presión recaudatoria no se focaliza en los novios sino en las empresas del sector nupcial.

En este sentido señala que el único objetivo es comprobar que las empresas contratadas para los servicios de una boda, como restaurantes, fotógrafos, decoradores y músicos, entre otros, estén facturando lo que realmente ingresen. Así, recomienda a los novios guardar todas las facturas de los servicios contratados al menos durante cuatro años, por si en algún momento la Agencia Tributaria las requiriese.

Hacienda y los regalos de boda ¿qué debo pagar? Si tenéis alguna duda lo mejor es que os pongáis en contacto con nosotros y os asesoraremos de vuestro caso en particular.

Deja tu comentario